Redondo y Leguina

Quien ha fracasado frente a Ayuso es Sánchez y, por tanto, debe dimitir. Si no lo ha dicho nadie todavía, lo digo yo. Y aún diré mas cosas. Lo que han demostrado los madrileños es su rechazo a Iglesias y a Sánchez. Los peores de sus votantes han optado por MM; los mejores, que son muchos más, han votado a Ayuso, que es un rayo de sol que ha venido a traer la ilusión y el optimismo cuando ya no quedaba nada de eso en España. Hasta en Cataluña y Galicia quisieran tener como ella. No digo nada si nos vamos a Alicante.

Hay uno de esos dos malvados citados anteriormente que se ha ido ya, exigiendo un buen pago a cambio -nada que ver con Anguita, al que de vez en cuando usa publicitariamente-, pero el otro sigue, como Joe Rígoli. Mientras espera que los vientos de la historia, que sopla Ayuso, se lo lleven por delante, sigue haciendo el mal. Ahora, a su partido. Ordenará a una de esas personas risibles y poco recomendables que por un sueldo hacen lo que sea que expulse del partido a dos históricos. Concretamente a Leguina y Redondo, dos personas cuyo historial envidiaría Sánchez, si estuviera en sus cabales. Claro que a este mequetrefe moral todo lo que no sea que le sujeten los espejos no le interesa.

De momento, nadie del PSOE ha protestado. Ni Felipe González, ni Alfonso Guerra, ni mucho menos los Solana. Esos que en los tiempos de Adolfo Suárez nos miraban a todos de arriba abajo, porque ellos eran los demócratas fetén, se pliegan como borregos a la voluntad del jefe.

Afortunadamente, y como he dicho antes, ha llegado Ayuso a traer la libertad y a espantar a los mamones, que abundan en todos los partidos y que, obviamente, no encajan en los modos democráticos. Se presiente y se desea la libertad en toda España.

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags